Proteja la operación - Descubra las soluciones CPD's (Centro de Procesamiento de Datos)

Escrito por emiequiposysistemas 05-10-2016 en RITTAL. Comentarios (0)


Mantengase protegido; un fallo de los sistemas informáticos centrales, el ataque de un hacker o la pérdida de datos importantes pueden comprometer de forma prolongada el funcionamiento de una empresa. Consecuentemente, en la era de Internet el centro de proceso de datos (CPD) se convierte en una fortaleza bien protegida. Allí están almacenados los tesoros más preciados de cada empresa: aplicaciones de software únicas, valiosas fórmulas y planos de diseños, así como informaciones detalladas sobre los clientes

Operación sin incidencias en los Centros de Procesos de Datos

Para hacer posible una operación segura y continua los centro de proceso de datos se equipan con soluciones de Refrigeración y climatización TI, sistemas de alimentación ininterrumpida (SAI), instalaciones de alarma contra incendios y sistemas de extinción. A menudo estos sistemas se montan de forma redundante, para aumentar la disponibilidad operativa. Los equipos SAI cubren los cortes del suministro eléctrico de breve duración y compensan las fluctuaciones de tensión y frecuencia, que representan un peligro para los sensibles sistemas TI. En caso de corte del suministro eléctrico, las baterías recargables suministran la energía para los equipos SAI. Cuando hay que cubrir cortes eléctricos de mayor duración son unos generadores de emergencia los que asumen la generación eléctrica: los grandes centros de proceso de datos emplean con este fin como generador motores diésel que tienen una reserva de combustible para la operación continua durante algunos días. Asume la monitorización de todos estos componentes el software DCIM ya mencionado. Esta aplicación monitoriza todos los sensores de los componentes técnicos de la sala y el equipamiento TI y muestra los parámetros más importantes claramente organizados en una pantalla de resumen, de forma similar al panel de mandos de un coche. Esto permite a los administradores TI detectar de un vistazo si su centro de proceso de datos trabaja sin incidencias.

Aprox. el 50% del consumo eléctrico de un CPD se destina a la infraestructura, mayormente a la refrigeración y el SAI. El consumo eléctrico para la refrigeración se explica porque la energía consumida por los sistemas TI es transformada en calor, que debe ser evacuado a su vez por los sistemas de refrigeración y transportada fuera del centro de proceso de datos. Se trata de una tarea exigente y compleja: existen los métodos más variados, como la refrigeración mediante aire, con un líquido o la refrigeración adiabática. Aparte de esto, las zonas climáticas en el centro de proceso de datos, como p. ej. el cerramiento cúbico de pasillo caliente/frío, incrementan la eficiencia de la refrigeración. Según ASHRAE también se puede mejorar la eficiencia de la refrigeración aumentando la temperatura (se recomienda hasta los 27°C) del aire admitido por los equipos TI, porque esto permite aumentar al máximo la componente de refrigeración libre o indirecta.

Una técnica sofisticada es la que hace que un Centro de Proceso de Datos sea seguro

Por muy grandes que sean las exigencias de alta disponibilidad operativa, flexibilidad y eficiencia, que afectan en primer término a la rentabilidad económica de los centros de proceso de datos, no hay que descuidar la seguridad. La protección de los datos y la seguridad física de los equipos informáticos deberían seguir siendo los aspectos principales, que determinan el equipamiento de un CPD. Además de esto son aconsejables los sistemas integrados de protección y alarma contra incendios, así como los sistemas de aviso de efracción y de control de acceso.

Los CPDs han de estar protegidos en dos sentidos: por una parte alojan datos esenciales para la empresa, como los contenidos en e-mails y aplicaciones informáticas empresariales y, por otra, están constituidos físicamente por componentes TI delicados y numerosos elementos de instalación de la sala. Hay que proteger ambos con las correspondientes medidas de seguridad, para asegurar la disponibilidad operativa, así como la integridad y la confidencialidad de los datos procesados. Para la protección de los datos y los servidores se utilizan, por ejemplo, soluciones de software como cortafuegos, antivirus y sistemas de detección de intrusión. Estos sistemas detectan virus y ataques de hackers a la red de datos propia. Aparte de esto, el cifrado de datos a nivel de archivos y redes permite protegerse contra la actividad de los piratas informáticos.

Entre el equipamiento básico de seguridad de los edificios se incluyen los controles de acceso, un suministro eléctrico de emergencia y de climatización suficiente, una detección temprana de incendios y modernos sistemas de extinción. Una estrategia a prueba de fallos incluye también la operación de dos ubicaciones separadas, no identificables públicamente, con distancias mínimas y componentes replicados. Además se deberá asegurar la operación del CPD y, con ello, la ejecución de los procesos empresariales, mediante un amplio Business Continuity Management, para estar preparado contra los tiempos de parada por enfermedad del personal o incidencias técnicas.

Descubra las soluciones que en EMI Equipos y Sistemas ponemos a su disposición de la mano de nuestro partner Rittal visite: https://goo.gl/h8UmVK